:: Diocesis de Encarnacion::

Web Recomendadas

Twitter Feed

Pastoral de Comunicación se prepara para el Día Mundial del Comunicador Social

E-mail Imprimir PDF

En conmemoración al Día Mundial del Comunicador Social, la Pastoral de Comunicación de la Diócesis, prepara una actividad el próximo sábado 10 de mayo de 08:00hs a 14:00 hs para celebrar dicho acontecimiento que se celebrará en el salón de laicos del Obispado y será acompañado por el Mons. Ignacio Gogorza Izaguirre, Obispo de la Diócesis de Encarnación.
El encuentro tendrá como invitados especiales al P. Carlos Ramón Canillas S.J. Superior de los Jesuitas del Centro de Formación y Espiritualidad Betania de Encarnación y el Sr. Jorge Bazán director de Radio Cáritas de Asunción, quienes contarán sus experiencias como participantes del Congreso Mundial de SIGNIS 2014 que se realizó en febrero de esta año en Roma, Italia.
Este encuentro estará abierto para todos. El tema fundamental estará orientado hacia la nueva evangelización.
Para los que deseen participar inscribirse con:
Sr. Herminio Báez 0984-25 23 96 del Decanato Centro.
Sra Estela Paredes 0984-24 53 56 del Decanato Oeste.
Sr Néstor Fidel 0985 74 93 51 del Decanato Norte.
Sr, Froilán Armoa 0985- 84 12 05 del Decanato Encarnación.
Asesora de la Pastoral de Comunicación: Hna María de los Ángeles 0981- 59 24 43

 

MEDITACIONES PARA CADA DIA DEL AÑO: Los 5 minutos de Dios de Alfonso Milagro

E-mail Imprimir PDF

Tú te fías de todos y, con no poca frecuencia, te ves desilusionado; otros no se fían de nadie y viven en un continuo sobresalto; habrá que buscar un justo equilibrio. El equilibrio consistirá en fiarse de aquellos que han merecido tu confianza, de los que, estás moralmente seguro, no recibirás una infidelidad. Pero mira que los demás también observarán contigo esta misma norma: se fiarán de ti, siempre y cuando tú merezcas que ellos se fíen de ti, depositen en ti su confianza; esa confianza hay que saberla ganar y conservar. Perder la confianza de los demás, puede llegar a constituir para ti un verdadero trauma; perder tú la confianza que tienes en los otros, puede producirte no pocos sinsabores; tú recogerás lo que siembres, te darán lo que des, recibirás lo que merezcas. Y si en algún caso no eres correspondido, siempre te quedará la satisfacción de haber sido como debías ser.
Antes que en nadie, debemos poner nuestra total y adherente confianza en el Señor, pues sabemos que El nunca nos va a fallar. "Acerquémonos confiadamente al trono de gracia, a fin de alcanzar misericordia y hallar gracia para ser socorridos en el tiempo oportuno" (Heb, 4, 16).





 

EVANGELIO DEL DIA: En el camino de Emaús

E-mail Imprimir PDF

Del santo Evangelio según san Lucas 24, 13-35
Aquel mismo día iban dos de ellos a un pueblo llamado Emaús, que distaba sesenta estadios de Jerusalén, y conversaban entre sí sobre todo lo que había pasado. Y sucedió que, mientras ellos conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió con ellos; pero sus ojos estaban retenidos para que no le conocieran. Él les dijo: «¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando?» Ellos se pararon con aire entristecido. Uno de ellos llamado Cleofás le respondió: «¿Eres tú el único residente en Jerusalén que no sabe las cosas que estos días han pasado en ella?» Él les dijo: «¿Qué cosas?» Ellos le dijeron: «Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras delante de Dios y de todo el pueblo; cómo nuestros sumos sacerdotes y magistrados le condenaron a muerte y le crucificaron. Nosotros esperábamos que sería él el que iba a librar a Israel; pero, con todas estas cosas, llevamos ya tres días desde que esto pasó. El caso es que algunas mujeres de las nuestras nos han sobresaltado, porque fueron de madrugada al sepulcro, y, al no hallar su cuerpo, vinieron diciendo que hasta habían visto una aparición de ángeles, que decían que él vivía. Fueron también algunos de los nuestros al sepulcro y lo hallaron tal como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron». Leer más...

 

Celebra a San Jorge, Mártir, Patrono de Inglaterra y de los Boys Scouts

E-mail Imprimir PDF

Que Dios nos conceda valor como a San Jorge  para luchar contra el dragón infernal y vencerlo  y no permitirle que nos esclavice con sus tentaciones.
Los que siembran entre pesares, cosechan entre cantares. (S. Biblia Salmos).
Jorge significa: el agricultor. "Nacido en Lydda, Palestina, la tierra de Jesús, era hijo de un agricultor muy estimado. Entró al ejército y llegó a ser capitán. Se hizo famoso porque al llegar a una ciudad de Oriente se encontró con que un terrible caimán (o dragón o tiburón) devoraba a mucha gente y nadie se atrevía a acercársele. San Jorge lo atacó valientemente y acabó con tan feroz animal. Y reuniendo a todos los vecinos que estaban llenos de admiración y de emoción, les habló muy hermosamente de Jesucristo y obtuvo que muchos de ellos se hicieran cristianos.
Pero el emperador Diocleciano mandó que todos tenían que adorar ídolos o dioses falsos y prohibió adorar a Jesucristo. El capitán Jorge declaró que él nunca dejaría de adorar a Cristo y que jamás adoraría ídolos. Entonces el emperador declaró pena de muerte contra él. De paso para el sitio del martirio lo llevaron al templo de los ídolos para ver si los adoraba, pero en su presencia varias de esas estatuas cayeron derribadas por el suelo y se despedazaron. A Jorge lo martirizaron y mientras lo azotaban, él se acordaba de los azotes que le dieron a Jesús, y no abría la boca, y sufría todo por Nuestro Señor sin gritar ni llorar. Muchos al verlo exclamaban: ""s valiente. En verdad que vale la pena ser seguidor de Cristo". Cuando lo iban a matar decía: "Señor, en tus manos encomiendo mi alma". El siempre rezaba y Dios siempre lo escuchaba. Al oír la noticia de que ya le iban a cortar la cabeza se puso muy contento, porque él tenía muchos deseos de ir al cielo a estar junto a Nuestro Señor Jesucristo. Leer más...

 

Oración del Día 23.04.2014

E-mail Imprimir PDF

Te pido, Señor Jesús, que muestres tu amor y tu misericordia al pueblo que confía en tu resurrección salvadora y que, compadecido de toda la humanidad la defiendas de todo mal.
Fuente: Evangelio Cotidiano. Comentario y Oración.


 
Pág. 1 de 221
Usted está aqui: