Se festeja hoy el Día del Catequista

Se festeja hoy 21 de Agosto el Día del Catequista justamente en coincidencia con el fallecimiento del Papa Pio X hoy San Pio X (José Melchor Sarto) acaecido un 21 de agosto pero de 1914. Cabe señalar que este Santo fue quien dio gran respaldo a la catequesis, por este mérito es considerado patrono de los catequistas. San Pío X había dicho “Los catequistas trabajan para despertar, madurar y educar la fe de nuestro pueblo. Ellos se dedican a preparar niños, jóvenes, adultos, matrimonios y personas con discapacidad para recibir los sacramentos y, en definitiva, para seguir a Jesucristo“.

En este día especial, pedimos que día a día se acrecienten más personas disponibles para el servicio a Dios a través de la Catequesis. Nuestras felicitaciones a todos los catequistas. Dios sabrá como recompensar esa tarea, el servicio y entrega que realizan día a día a través de la catequesis.

Los catequistas son los pilares fundamentales de la evangelización en la parroquia, en la Diócesis, donde de manera especial comparten con la gente, con los fieles. El/la catequista es el brazo derecho del párroco y son agentes intervinientes muy importantes que ayudan a la evangelización, pues el objetivo de la catequesis es el encuentro con el Señor y el seguimiento al Señor Jesús, por eso esa tarea tan importante que tienen los catequistas de ayudar a la gente de encontrarse con Dios y lo puedan seguir.

Cabe señalar que cualquier cristiano puede ser catequista, que tenga vocación de servicio, profunda espiritualidad,  con adhesión a Cristo y a la Iglesia Católica. El o la interesada basta acercarse al párroco de su comunidad y manifestarle su deseo de ser catequista, para que el párroco como cabeza de la pastoral parroquial lo forme, oriente y para luego prestar el servicio a la Iglesia. En la Diócesis se cuenta con un equipo de catequesis que está al servicio de los párrocos para la formación de los catequistas.

Se invita a las personas que quieran ser catequistas a acoplarse a la privilegiada tarea de ser servidores de Dios, y más aún en este tiempo en que la familia sufre diversos tipos de ataque. Más que nunca se necesita de personas de bien que quieran trabajar por las familias, ayudar a la gente a consolidar su fe y seguir al Señor.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *