Testimonio un misionero agradecido

“Querido pa’i Aníbal (Cazuriaga, Párroco de General Artigas), y muy querido grupo Decanato Oeste:
Sé que el próximo 11 de marzo se reunirán en la parroquia San Pedro del Paraná. No podré compartir ya ese acontecimiento feliz, porque fui transferido a la diócesis de Ciudad del Este. Quiero mencionar que este Decanato Oeste es el lugar de crecimiento para todo agente pastoral, y sobre todo, para nosotros los misioneros. Naturalmente que toda despedida es dolorosa.
Me despido llenándome de nostalgia por ustedes, pero al mismo tiempo de alegría de haber pertenecido a un grupo tan excelente, en donde debatíamos los problemas pastorales, sociales, espirituales.
Les ruego que mantengan esa unidad fraterna, unidad de crecimiento de cada uno de los participantes, y no pierdan nunca la orientación. Agradezcamos que tuvimos un decano como el pa’i Aníbal, que abarcó todos los aspectos de la vida de la Iglesia. En síntesis, es un pastor con “olor a sus ovejas”.
Por esta nota también mis sinceros respetos y agradecimientos al Monseñor Francisco (Pistilli Scorzara, Obispo de la Diócesis), por su sencillez y accesibilidad.
Mis queridos hermanos y hermanas, seguiremos en comunicación permanentemente.
Todo en nombre de Cristo, el Buen Pastor. Les saludo y les abrazo desde el distrito de Minga Porã, diócesis de Ciudad del Este.”
P. Pedro Balbuena
Nota: El Reverendo P. Pedro Balbuena de la Congregación del Verbo Divino, que por muchos años fuera párroco de la Parroquia San Pedro Apóstol de la ciudad de San Pedro del Paraná, como misionero leal, por disposición del Superior Provincial de los Misioneros del Verbo Divino, R.P. Jacob –Santiago- Puthankudy, recibió como nuevo destino de misión el Distrito de Minga Porã, Diócesis de Ciudad del Este.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *