26 años de la canonización de San Roque González de Santa Cruz

Hace 26 años, un 16 de mayo de mayo de 1988 el hoy Santo Juan Pablo II, durante su visita a Paraguay hacía santo al sacerdote jesuita paraguayo San Roque González de Santacruz y compañeros mártires Alfonso Rodríguez y Juan del Castillo. Por ese motivo, la Catedral “Nuestra Señora de la Santísima Encarnación” junto a los obispos del Paraguay invitan a celebrar la FESTIVIDAD denominada “PARAGUAY MARANGATÚ”. De esta manera, se invita a todos los fieles y ciudadanía a participar de la celebración religiosa a realizarse en la Catedral a las 18:30 hs., para dar gracias a Dios por la santidad del primer santo paraguayo y por sus amigos santos mártires y también por la santidad vivida por tantos paraguayos, cuyos testimonios alientan a vivir con mayor compromiso el seguimiento de Jesús en su Iglesia.
San Roque González
Con sólo 22 años fue ordenado sacerdote por Monseñor Hernando Trejo y Sanabria, Obispo de Córdoba, y tiempo después nombrado párroco de la catedral de Asunción por el obispo Martín Ignacio de Loyola, pariente de San Ignacio. Se desempeñó en diversas actividades apostólicas, y no aceptó el cargo de Vicario General de Asunción porque quería llegar hasta los mismos indígenas para evangelizarlos.
En 1609  abandona la actividad de esa ciudad e ingresa a la Compañía de Jesús, comenzando su labor como misionero evangelizador. En 1613 funda la reducción de San Ignacio Miní, una de las más grandes del imperio jesuítico. El 25 de marzo de 1615 funda la ciudad de Encarnación, en el actual departamento de Itapúa (Paraguay), del cual es la capital. Funda las reducciones de Concepción de la Sierra (1619),  Candelaria (1627), San Javier y otros  centros ubicados sobre la costa del río Uruguay. Sobre ese río se extendió hacia el sur, fundando la Reducción de Yapeyú, actual provincia de Corrientes y de gran importancia al ser la ciudad natal de José de San Martín.
De Yapeyú, partió hacia tierras adentro en el sur del actual Brasil fundando las reducciones de San Nicolás, Asunción del Iyuí y Caaró. Justamente en la zona de Iyuí, tenía grandes diferencias con el cacique Ñezú, y fue así que el día 15 de noviembre de 1628, esta reducción es destruida y son asesinados tanto el padre criollo Roque González de Santa Cruz junto al padre español Alonso Rodríguez Olmedo en Caaró. La misma suerte corrió el jesuita Juan del Castillo, también español, que fue asesinado dos días después, el 17 de noviembre de 1628.
Los cadáveres fueron arrojados a la hoguera, pero milagrosamente el corazón de Roque quedó intacto, el cual además les habló haciéndoles ver lo que habían hecho. Su corazón y el hacha con la que lo habían matado fueron trasladados a Roma, los cuales volvieron y, tras un corto período por la Argentina, fueron llevados a la Capilla de los Mártires (Colegio Cristo Rey) en Asunción, que es donde actualmente se encuentran.
El 28 de enero de 1934 fue beatificado, junto con sus compañeros mártires y el 16 de mayo de 1988 el Papa Juan Pablo II lo proclamó Santo Mártir paraguayo en una ceremonia realizada en Asunción, capital paraguaya  junto con los mártires y hasta entonces beatos Juan del Castillo y Alonso Rodríguez.
San Roque González de Santa Cruz es fundador de las ciudades de Posadas, en la Argentina, y de Encarnación, en el Paraguay, con fiesta el día 15 de noviembre y 17 de noviembre en el Paraguay y en la Argentina, respectivamente. Además, el puente que une estas dos ciudades lleva su nombre en honor a su labor y dedicación por esta región rioplatense. Existen además sendos colegios católicos en ambas márgenes del río Paraná con su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *