MEDITACIONES PARA CADA DIA DEL AÑO: Los 5 minutos de Dios de Alfonso Milagro

¿Conoce usted algún libro de recetas culinarias? De seguro que al menos en alguna revista habrá hojeado, como por curiosidad, algunas de esas recetas.
¿Desea que le presente una receta original? La escribió un sabio y prudente autor de esta forma: “Tome una gran cantidad de alegría y déjela hervir a fuego lento, sin parar. Póngale un tazón bien lleno de leche de la bondad y enseguida agregue una medida completa de consideración y respeto hacia los demás.
Mezcle con esos ingredientes una cucharada de comprensión; pero una buena cucharada, no una de café, sino sopera; si pone un cucharón, la receta no se estropeará, más bien ganará.
Sazone todo eso con abundante caridad; desparrámela bien por todo el conjunto de horas, tiempos y personas. Mezcle todo perfectamente y enseguida con todo cuidado ciérnalo por un colador, para eliminar cualquier partícula de egoísmo. Para servirlo, sírvalo con abundante salsa de amor. Es exquisito y cautivador.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *