Hoy se recuerda el Día del Adulto Mayor en nuestro país

Por este día tan importante de los abuelos y abuelas, la Diócesis de Encarnación y el Obispo de la Diócesis, Mons. Ignacio Gogorza Izaguirre, saludan a cada uno de los ancianos/as de la región y el país, que Dios y la Virgen María, los bendigan, protejan y guarden hoy y siempre.
Dentro de la Diócesis, el Asilo de Ancianos “Santa María” de Encarnación, es atendida deferentemente por religiosas de la Congregación de las Hermanas Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús”. Este Asilo depende de la Parroquia San Roque González. Allí los ancianos y ancianas viven en bien dispuestas dependencias y con atención sanitaria –enfermería y kinesiología-, alimenticia a todo momento.
El Día Nacional del Adulto Mayor se recuerda hoy, y desde diversas organizaciones se invita a todos a realizar visitas en hogares y asilos. Música, charla y, sobre todo afecto, serán ideales no solo hoy, sino también todos los días del año para ellos.
Desde distintas entidades invitan a realizar visitas a los adultos mayores en hogares e instituciones, llevándoles música, compañía y, sobre todo, cariño.
Instan a todas las personas por igual a realizar algún tipo de actividad tendiente a brindar acompañamiento y atención a los adultos mayores. La sugerencia es visitar hogares de ancianos y ancianas, llevarles música o algún entretenimiento, pero, por sobre todas las cosas, afecto y compañía.

En 1982 se llevó a cabo la primera Asamblea Mundial sobre envejecimiento. Este plan fue adoptado como propio por las Naciones Unidas ese mismo año, y, en 1990, se designó el 1 de octubre como Día Internacional de las Personas de Edad; y se dejó a criterio de cada país la elección de una fecha conmemorativa para la celebración del Día del Adulto Mayor de cada país. En nuestro país celebramos el 5 de mayo de cada año.
Los documentos figuran en las actas de la Sociedad Paraguaya de Geriatría. Son varias las necesidades subrayadas desde las distintas instituciones que trabajan en el ámbito de los adultos mayores. Una de ellas es la justa jubilación para todos; otra es la que se refiere a la urgencia de contar con un hospital geriátrico, donde puedan ser atendidas las múltiples especialidades referentes a la tercera edad. También es un deseo de las organizaciones pertinentes el lograr un hospital que brinde los cuidados específicos necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *