MEDITACIONES PARA CADA DIA DEL AÑO: Los 5 minutos de Dios de Alfonso Milagro

Tomás de Aquino define la paz como la tranquilidad en el orden; y Agustín nos habla de la belleza, como algo intrínsecamente relacionado con el orden.
Es que el orden entra en los planes del Creador. Mira sobre tu cabeza y verás millones de estrellas admirablemente ordenadas; contempla bajo tus pies y admirarás el sabio equilibrio de todos los seres, que sirven para tu sustento o tu recreación.
Tu vida ha de ser ordenada en todo nivel; el desorden y la desorganización no pueden ser te útiles, no pueden entrar dentro de los planes de Dios sobre ti.
Que el orden rija desde tus cabellos, hasta tus sentimientos; desde tus ropas, hasta tus ideas; desde tus actos más íntimos, hasta tus relaciones con los demás.
Sé en toda tu vida un reflejo del orden que Dios puso en la creación.
“Amor y Lealtad se han dado cita, Justicia y Paz se abrazan; Lealtad brotará de la tierra y de los cielos se asomará Justicia. El mismo Yahvéh dará la dicha y nuestra tierra su cosecha dará; Justicia marchará delante de El y Paz sobre la huella de sus pasos” (Salmo 85, 11-14). “La adecuada promoción de esa honesta paz pública, que es la ordenada convivencia en la verdadera justicia…”(DH, 7).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *