MEDITACIONES PARA CADA DIA DEL AÑO: Los 5 minutos de Dios de Alfonso Milagro

El mundo es de Dios, pero se lo alquila a los valientes. Es que Dios ha hecho al mundo, pero ha querido ponerlo en manos de los hombres para que lo perfeccionen y desarrollen. Por eso es preciso que los hombres cobren conciencia de esta su responsabilidad: que Dios no hará por sí lo que ha determinado hacer por los hombres. Llénate, pues, de coraje; sumérgete en tu tiempo; fórmate apóstol. Quizá tú no puedas contribuir a que el mundo se desarrolle y perfeccione en el campo de la medicina o de la electrónica; pero sí puedes contribuir en el campo de la justicia, de la verdad, de la bondad. Fórmate apóstol y se te abrirán caminos para tu apostolado y llegará la paz con su sonrisa y el amor se difundirá para todos como un río de amplias orillas; y habrá un mundo mejor, más perfecto, más justo; y tú habrás colaborado con Dios en su obra creadora.
“Yo he sido constituido heraldo y apóstol, maestro de los gentiles en la fe y en la verdad”
(1 Tim, 2, 7). Piensa si tú también has sido constituido por Dios en apóstol de tus hermanos, que esperan de ti la luz de la fe. Piensa si tú, como el apóstol, “para el servicio del Evangelio has sido constituido heraldo, apóstol ‘Y maestro” (2 Tim, 1, 11).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *