Día de Nuestra Señora del Huerto

A fines del siglo XV una devota mujer de Chavarri, en la provincia de Génova, mandó pintar sobre el muro de un huerto una bella imagen de la Madre y el Niño, en señal de gratitud por haber sido salvada del flagelo de la peste. En 1493 una grave epidemia de cólera  azotó a la ciudad de Génova, alcanzando la vecina localidad de Chiavari donde María Turquina Quercio, piadosa mujer del suburbio de Rupinaro, prometió a la Virgen una señal de público reconocimiento si la mantenía inmune a la peste.Superado el flagelo, María Turquina encargó al artista Benedicto Borzone pintar sobre un muro del huerto ubicado entre el Palacio de Gobierno y el puerto, una imagen de la Santa Madre y el Niño junto a San Sebastián y San Roque, santos protectores de los enfermos. La imagen debía ser venerada por los transeúntes que, en su diario trajín, no tenían tiempo de entrar al templo para orar, pero un nuevo brote de la peste invade la Liguria y la imagen de María vuelve a la memoria. El lugar se había convertido en un Huerto y el muro con la imagen de la Virgen daba a ese huerto (de allí que la imagen de María recibe ese nombre). El pueblo entero acude a María del Huerto, a sus pies se levantó un altar y se celebró la Santa Misa pidiendo gracias (1528).
La noche del 18 de diciembre de 1609, Gerónima Turrio, una lavandera del barrio de Rupinaro, rezaba frente a la Virgen cuando, repentinamente, la pintura comenzó a irradiar una luz intensa. El prodigio se conoció en los alrededores y al cabo de un tiempo, cientos de peregrinos comenzaron a acudir al lugar para implorar gracias.
La fama de Nuestra Señora del Huerto se vio reforzada el 2 de julio de 1610 cuando, en horas de la mañana, se le apareció a Sebastián Descalzo, un humilde poblador de las inmediaciones, quien en esos momentos caminaba desde su casa al suburbio de Carasco, recitando sus oraciones.
Todo el pueblo comenzó a trabajar y levantó un santuario. En 1643 se declaró a Nuestra Señora del Huerto, patrona de Chiávari. En 1892, instituida la nueva diócesis de Chiavari, S.S. León XIII elevó el santuario a Catedral designando dos años después a su primer obispo, Monseñor Fortunato Vinelli. El 3 de julio de 1907 San Pío X la elevó a Basílica.
Se conmemora todos los 2 se julio el día de la Virgen, recordando su aparición y milagros realizados en Chiávari.

También se recuerdan a:
Santos Proceso y Martiniano (Mártires); San Otón de Bamberg (Obispo); San Bernardino Realino (Sacerdote); Santos Liberato y Campañeros (Mártires); Beata Eugenia Joubert (Beata) y Beato Pedro de Luxemburgo (Obispo).   
Fuente: Catholic.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *