MEDITACIONES PARA CADA DIA DEL AÑO: Los 5 minutos de Dios de Alfonso Milagro

“Que cada uno se someta a las autoridades que están en el poder, porque no hay autoridad, que no esté puesta por Dios; las que existen, por Dios han sido puestas. Así, el que se opone a la autoridad… se opone al orden puesto por Dios; y, los que se oponen, recibirán su propia condenación. Porque los que mandan no son causa de temer, cuando se obra bien, sino cuando se obra mal. ¿Quieres no temer a la autoridad? Obra bien y recibirás de ella alabanza; pues para ti es la autoridad un instrumento de Dios, para llevarte al bien” (Rom, 13, 1-4).
“Los reyes de las naciones -decía Cristo en su Evangelio- las tiranizan y sus príncipes reciben el nombre de bienhechores. Pero entre vosotros no ha de ser así, sino que el mayor entre vosotros sea como el menor y el jefe como el que sirve” (LC,22, 25-26).
Este es el sentido de humildad y servicio de la autoridad con entraña cristiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *