Inicio del Año de la Vida Consagrada y del Adviento en la Catedral de Encarnación

 

El domingo 30 de noviembre se realizó la apertura del Año de la Vida Consagrada en la Iglesia Catedral “Nuestra Señora de la Santísima Encarnación” con una Solemne Eucaristía presidida por Monseñor Ignacio Gogorza, Administrador Apostólico de la Diócesis de Encarnación, y presidida por sacerdotes de distintas parroquias. También estuvieron presentes religiosos y religiosas de congregaciones que trabajan en las distintas comunidades y decanatos. Tuvieron especial participación durante la ceremonia religiosa los jóvenes de la comunidad Mbya Guaraní Cantores de Guaviramí. La Iglesia estuvo colmada de fieles, quienes participaron del acto litúrgico con mucha devoción, fue una ceremonia emotiva.

Este domingo también se inició el tiempo de Adviento que es el comienzo del Año Litúrgico. Comienza el domingo más próximo al 30 de noviembre (30 de noviembre de 2014) y termina el 24 de diciembre. Son los cuatro domingos anteriores a la Navidad y forma una unidad con la Navidad y la Epifanía. El término “Adviento” viene del latín adventus, que significa venida, llegada. El color usado en la liturgia de la Iglesia durante este tiempo es el morado. Con el Adviento comienza un nuevo año litúrgico en la Iglesia.con
El Monseñor Gogorza en su homilía, resaltó que este año inicia el Año de la Vida Consagrada, la vida religiosa en particular, un tema muy poco conocido, es por eso que en comunión con el Santo Papa Francisco, este año y el 2015 se dedica a la Vida Consagrada, para que sea conocida, sea valorada y amada al mismo tiempo “Es por eso que nos invita a reflexionar sobre la consagración, que implica que nos exige a todos nosotros esa consagración que ya recibimos en el bautismo y que pocas veces nos acordamos que somos personas que somos hijos de Dios y que tenemos que vivir unidos al Señor en todos los que realizamos. Nace la vida consagrada en cada uno de nosotros en el encuentro personal con el Señor. Ese encuentro donde sentimos cada uno el llamado Suyo a su seguimiento, y le decimos al Señor, ¡queremos seguirte! Y seguir acordó a lo que Tú viviste en la vida terrenal cuando estuviste en medio de nosotros. Por tanto, el modelo de la vida religiosa, es Cristo en persona, que vivió en comunión perfecta con el Padre, haciendo siempre su voluntad, vivió la castidad, la pobreza y la obediencia a la voluntad de Dios. Esa amplitud y vida de Cristo, se resume en la vida religiosa, implica un amor verdadero, una pertenencia total a Dios, de allí nace la vida religiosa, la vida consagrada. Nos entregamos a Él por medio de un carisma especial -que abarca un aspecto de la vida de Cristo- de cada congregación. Carisma es un don especial que recibe el fundador de cada congregación y que transmiten a los seguidores del fundador. Nuestro modo de vida para seguir a Cristo, es el Evangelio”.

En otro momento el Mons. Gogorza expresó que la misión de la vida consagrada es tratar de instaurar en el mundo la palabra de Dios y señalar todo aquello que está mal, para construir una comunidad fraterna, que es fundamental para vivir en paz y vivir todos en comunión de amor. “Hoy que iniciamos el Año de la Vida Consagrada, tratemos de rezar al Señor y para los que ya estamos consagrados sigamos fiel a esta consagración y que vivamos con alegría nuestra consagración. Y que la vivencia de nuestra consagración, atraiga a muchos jóvenes a la vida consagrada.  Pedimos que la Iglesia nos siga acompañando siempre en esta vida consagrada, en medio de los desafíos que debemos afrontar, las dificultades que tenemos que enfrentar, y no desalentarnos nunca, por ello, que nos acompañe con su palabra de esperanza, con su aliento constante, con su iluminación día a día podamos responder lo que el mundo espera de nosotros así como el Señor desea. Que el Señor nos siga acompañando a todos y en particular a los religiosos y religiosas en esta vocación de Consagrados y Consagradas. Así sea.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *