La Familia Diocesana de Schoenstatt ya cuenta con Coordinadores

A partir de este año la Familia Diocesana de Schoenstatt ya cuenta con sus primeros coordinadores, luego de un encuentro de la Familia con el Padre Antonio Cosp, Director nacional de la Obra de Schoenstatt en Paraguay realizado en la Casita de la Mater, ubicado en la ciudad de Encarnación, sobre calle Mariscal Estigarribia –al lado de Radio Paraná-.. Los coordinadores electos son Blanca Salinas y Ricardo Franco, quienes pertenecen a la Federación de Familias del Paraguay. Esta elección se realizó en el mes de enero

A partir del nombramiento de los primeros coordinadores, se conformó el Consejo de Familias de Schoëstatt, con los siguientes miembros. Coordinadores Blanca Salinas y Ricardo Franco; Jefes de la Rama Familiar: Sonia y José Zaracho; Juventud Masculina: Andy Sbardella, Juventud Femenina: Wilma Von Knoboch; Rama de Madres: Ana de Sbardella y Aida Rojas; Pastoral de la Esperanza: Margarita y Lauro Cañete; Campaña del Rosario: Concepción Vera de Martin; Escuela de Dirigentes: Rosana y Jorge Hrisuk; Encargado de Liturgia: Lichi Rettori. Tesorero: Ricardo Garay; Asesor Nacional : Padre Antonio Cosp; Asesores laicos: Nelly y Alfredo Ramírez.
El consejo diocesano se reúne el primer lunes de cada mes a partir de las 19:00 hs., en la casita de la Mater.

El movimiento en el Paraguay
El Movimiento Apostólico de Schoenstatt en Paraguay tiene 3 Santuarios de la MTA – Santuario Nacional – Tupãrenda en la Ciudad de Ypacaraí – Santuario Filiales: Santuario Joven de Schoenstatt – Asunción / Santuario del Terruño – Ciudad del Este
Descripción
¿QUÉ ES SCHOENSTATT?: Es un movimiento de la Iglesia Católica, mariano, difundido en todos los continentes. Tiene como objetivo principal la renovación religiosa-moral del hombre y de la sociedad. Su fundador es el padre José Kentenich (1885-1968), cuya paternidad sacerdotal fue muy fecunda y está en proceso su canonización.
SU ORIGEN: El inicio del movimiento de Schoenstatt se remonta a los tiempos de la primera guerra mundial cuando el 18 de octubre de 1914 el Padre Kentenich con un grupo de jóvenes sellaron un pacto o alianza de amor con la Virgen Maria, pidiéndole que ella se estableciese espiritualmente en la capillita que había sido puesta a sus disposición y convirtiese en un lugar de peregrinación.
El nombre “Schoenstatt” designa un lugar geográfico en la zona oriente de la pequeña ciudad alemana de Vallendar, junto a la ribera derecha del Rin, en las proximidades de la ciudad de Coblenza. Esta a unos 90 Km al sur de Colonia.
Literalmente “Schoenstatt” significa “lugar hermoso”, del alemán “eine schoene Statt”. Como su centro espiritual (el santuario) y su origen histórico están íntimamente ligados a este lugar, se introdujo en forma natural la designación del movimiento bajo este nombre.
QUÉ ES EL SANTUARIO: El 18 de octubre de 1914 el Padre José Kentenich le invita a la Virgen María a establecerse en una pequeña capilla del pueblito de Schoenstatt. Ella, desde ese lugar, derramará sus gracias y sus favores, a todos los que con fe peregrinen hasta el “Santuario”. La virgen Maria aceptó la invitación y se instaló en el Santuario original en Schoenstatt, Alemania y desde entonces se multiplicaron los pequeños Santuarios en todo el mundo. El Santuario es lugar de gracias y de peregrinación, lugar privilegiado donde la Virgen María se establece espiritualmente para acompañar a sus hijos.
En Paraguay existen tres: En santuario nacional de Tupãrenda, en Ypacarai; el Santuario Joven, en Asunción y en Ciudad del Este (Dpto. de Alto Paraná) el tercer santuario filial llamado “Terruño”.
QUÉ GRACIAS PEDIMOS A LA VIRGEN EN SU SANTUARIO: La gracia del cobijamiento: es sentirnos amparados por María, quien nos ayuda a poder experimentar así el amor paternal de Dios. Ella se preocupa por mí y por mis seres queridos y me hace sentir en el Santuario como en mi hogar.
La gracia de la transformación: es la gracia que nos impulsa al cambio, ¡Dejad al hombre viejo para que surja el hombre nuevo! Nos da fuerza para adecuarnos a los valores del reino: la verdad, la justicia, el amor, la paz, la unidad, la libertad…
La gracia del apostolado: consiste en sentirnos enviados a irradiar a Cristo en todo nuestro ser: con el testimonio, la palabra y la acción. Salimos del Santuario para evangelizar al mundo, para hacer de nuestra patria una NACION DE DIOS.
QUÉ LE OFRECEMOS A MARÍA EN EL SANTUARIO: Le ofrecemos todo lo que somos y tenemos, lo que hacemos diariamente en el hogar, en el trabajo, en el estudio, en las alegrías y en las penas.
SU FUNDADOR: PADRE JOSÉ KENTENICH: El Padre José Kentenich es el Fundador de la familia de Schoenstatt. Nació a fines del siglo pasado, el 18 de noviembre de 1885 en la ciudad de Gymnich, Alemania. En 1960 ingreso a la comunidad de los Padres Palotinos, se ordenó sacerdote el 8 de julio de 1910. Dos años después le fue encomendado por los superiores el cargo de Director Espiritual de los alumnos del Seminario menor de los Padres Palotinos. Desarrolló una fecunda labor con ellos que culminó con la fundación del Movimiento en 1914. A partir de allí consagró toda su vida a la Familia de Schoenstatt.
El P. Kentenich falleció el 15 de septiembre de 1965, dejando como herencia una obra de dimensiones universales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *