Las primeras expresiones del nuevo obispo de la Diócesis Monseñor Francisco Pistilli Scorzara

El Sacerdote del Instituto Secular de los “Padres de Schoenstatt”. Rvdo. P. Javier Francisco Pistilli Scorzara, en su presentación a su nueva grey ocasión de la Asamblea Diocesana realizada en el Centro de Formación y Retiro Santa María,
“Muy buenos días. Estamos todos sorprendidos verdad? Yo primero. Son las cosas de Dios. Yo creo que si todavía no podemos sorprender, es porque todavía podemos creer en Dios. Que Dios hace las cosas, que Dios nos cambia la vida, que Dios nos lleva un día para acá otro día para allá, es la razón por la que Dios conduce nuestra Iglesia. Siempre manda un desconocido para que los conozca, para que los acompañe, para que los sirva, para que esté con ustedes. El Papa Francisco dice que los pastores tenemos que tener olor a ovejas y bueno vamos a estar mucho juntos así me voy impregnando también. Con mucha alegría estoy con el corazón en paz y con la alegría, dispuesto para esta nueva tarea que Dios me envió. En primer lugar creo que todos ustedes quieren agradecer al Mons. Gogorza y al Mons. Silvero, por todo el servicio que nos ha dado. Seguramente el corazón nos dice, le queremos tanto a nuestros pastores, que vamos a tomarnos el tiempo para agradecerles y cuando llegue el momento tenemos que hacer una digna celebración de despedida, así nomás no se van a ir.” 
En otro momento con humor expresó “Como decía mi currículum soy de Asunción, pero Dios quiso que baje de la Asunción a la Encarnación, para encarnar mis servicios pastorales”
“Dios hace lo que Dios quiere con sus instrumentos pequeños, gigantes. Estoy para ofrecer lo que puedo, lo que se, lo que tengo y espero que sirva para todos. Acá construimos juntos la Iglesia, de manera que aquí tenemos una porción de la Iglesia Universal. El Espíritu Santo está guiando a nuestra Iglesia por un tiempo nuevo, lindo. El Papa Francisco nos está renovando y motivando a todos. Él predica desde el comienzo, alegría, la alegría de la vida. No sé si puedo revelarlo hoy, una infidencia, Jesús cuando resucita se encuentra con las mujeres y les dice: ¡Alégrense! Me gustaría que ese sea mi Lema Episcopal. Como dice el Papa en este cultura del encuentro, de escucharnos, de encontrarnos, de cuidarnos los unos a los otros, de ser que nuestra iglesia sea el lugar donde podamos experimentar la ternura de Dios, la misericordia de Dios, un lugar de servicio misionero, al servicio del hombre, al servicio de la Gente. Seguro que tenemos mucho que aprender, vamos a hacerlo juntos todo el tiempo que Dios quiera. Les agradezco la bienvenida y esta es mi casa a partir de hoy. Sencillamente quiero pedir la bendición de Dios y que la Virgen Santísima nos acompañe, es por ella que un día salí y me encontré con Jesús que me dijo: ¡Ven, seguime!, y  aquí estoy”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *