GOTAS DE PAZ: Reflexiones diarias del Hno. Mariosvaldo Florentino. Capuchino

Los milagros demoran cuando hay poca fe
“Y Jesús no pudo hacer en su pueblo ningún milagro, sólo curó algunos  enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe.” Mc 6, 5-6
La falta de fe constituye una barrera que impide que los milagros sucedan en nuestras vidas. En su pueblo, donde las personas lo conocían desde pequeño, donde lo vieron crecer como un niño y joven muy normal, resultaba difícil creer que él era el Ungido de Dios. A causa de esta dureza de corazón, justamente su gente no pudo disfrutar de toda su fuerza sanadora y transformadora. Aumenta Señor nuestra fe en ti, para que creyendo podamos ser colmados de gracias y milagros.
Paz y bien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *