MEDITACIONES PARA CADA DIA DEL AÑO: Los 5 minutos de Dios de Alfonso Milagro

c4-p¿Conoces la canción de la alegría? Está hecha para aquellos que se dejan abrumar por la tristeza.  Pero la canción te advierte sabiamente que si no encuentras la alegría en esta tierra, búscala más allá de las estrellas.  Si en tu camino sólo existe la tristeza y el llanto amargo de la soledad completa, canta la canción de la alegría, búscala sobre tu cabeza, en lo alto de los cielos.  El que espera un nuevo día más lleno de sol, más diáfano y puro, no podrá menos que entonar la canción alegre del que espera la felicidad, por más que en estos momentos deba sufrir el peso del camino.  Sueña cantando, vive no tanto soñando cuanto pregustando el nuevo día, el nuevo sol, la nueva vida; si la música espanta las penas, y el canto hace olvidar la tristeza, la alegría de tu espíritu producirá en ti mayor optimismo y te comunicará mayores deseos de vivir.
“Mientras toda la imaginación fracasa ante la muerte, la Iglesia, aleccionada por la Revelación divina, afirma que el hombre ha sido creado por Dios para un destino feliz, situado más allá de las fronteras de la miseria terrestre”(CS, 18). Esta esperanza en un más allá feliz no inhibe al cristiano para que asuma su responsabilidad del presente, matiza su presente con una energía desconocida para el que no tiene fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *