MEDITACIONES PARA CADA DIA DEL AÑO: Los 5 minutos de Dios de Alfonso Milagro

Vivir es obrar; obrar es luchar; luchar es vibrar y hacer vibrar a los demás.
La mayoría de los hombres vive en una perpetua prórroga, dejando para un mañana hipotético, cuya aurora se obstina en no brillar jamás, las reformas, las ejecuciones decisivas.y esto no es otra cosa que perder el tiempo; no emplearlo. Al tiempo perdido se le llama solamente existencia. Como existe la piedra; aunque la piedra “existiendo” llena su misión. En cambio, al tiempo empleado se le llama vida; como vive todo el que desgasta sus fuerzas en el perfeccionamiento propio o ajeno.
¿Existes o vives? ¿Empleas el tiempo para ti, para perfeccionarte, para superarte? ¿Lo empleas para los demás? ¿Sientes que tu vida está llena con un ideal, o la sufres vacía y hueca? ¿Tienes ansias de vivir, o ya estás poco menos que cansado de la vida?
Centra tu vida en Dios y te sentirás feliz.  “Cristo, por el misterio pascual de su bienaventurada Pasión resurrección de entre los muertos y gloriosa ascensión… destruyó nuestra muerte; y con su resurrección restauró nuestra vida” (SC, 5). Nuestra vida, por Cristo, es otra vida, con dimensiones distintas; acuérdate qué era tu vida antes de tu encuentro con Cristo y qué es ahora. y qué deseas que llegue a ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *