Mensaje del Mons. Pistilli en el Dia Internacional de la Mujer

“Hoy es un buen día para decir “gracias!” a muchas mujeres que han sido y son parte de mi historia y de mi vida. Ellas brillan con luz propia, fuertes y libres, y por nada del mundo podría o querría disminuir u ocultar el valor de cada una de ellas y como han influenciado y definido la persona que he llegado a ser. Con ellas vine al mundo, crecí, encontré abrigo y cariño, aprendí mis primeros pasos y tuve el valor de educar y expresar mis sentimientos. Con ellas conocí la amistad y el amor, maduré, comprendí una manera diferente de mirar la realidad, de cuestionar las cosas importantes y de valorar lo aparentemente superfluo. Ellas me comprometen y me inspiran, están cerca con esa delicadeza y simplicidad de las que entienden la vida y su sentido. A ellas debo mi respeto y valoración siempre, el cuidado y la promoción de su grandeza, la protección de sus límites y de su fragilidad. Su ser mujer es un don y no podría honrarlas sólo con palabras o declaraciones de principios. Con ustedes comparto sueños y luchas, triunfos y derrotas, fe y esperanza. Permítanme por eso que solamente exprese mi gratitud con cada una. Cada una es una mujer original, única, invaluable. Me siento bendecido por ustedes. Comparto mi bendición con humildad y devoción. El mismo Dios no quiso otra cosa que hacerse hombre gracias a una mujer.”
Feliz día de la mujer.
+ Francisco Javier Pistilli Scorzara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *