MFC Diócesis Encarnación apoya y participará de manifestación pacífica en Luque

Los miembros del Movimiento Familiar Cristiano de la Diócesis de Encarnación, apoyará y participará el lunes 2 de junio de la Manifestación Pacífica del Movimiento Familiar Cristiano (MFC) Equipo Nacional, frente al Hotel Bourbon de Luque, donde para repudiar los proyectos a ser tratados –aborto, eutanasia y matrimonio entre personas del mismo sexo, bajo el tema “Desarrollo con inclusión social”- en el 44° Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se llevará a cabo en dicho Hotel de nuestro país.
El MFC Equipo Nacional, manifiesta que dichos proyectos atentan contra la vida desde el momento de la concepción y contra el matrimonio sacramental entre el hombre y la mujer, instituido Dios como medio de santificación de procreación.
Para dicho fin los directivos de la MFC de la Diócesis de Encarnación se reunieron para hacer conocer la adhesión del MFC Diócesis Encarnación al Mons. Ignacio Gogorza. En dicho contexto, la MFC convoca e invita a otros movimientos de la Diócesis a plegarse a la manifestación pacífica a llevarse a cabo en Luque en el Hotel.
Esta manifestación la realiza el MFC de todo el país, teniendo en cuenta que como Movimiento de la Iglesia Católica, tiene como objeto promover el desarrollo integral de la familia, para cumplir su misión de ser formadora de personas, educadoras en la fe, promotoras del bien común y fundamentalmente defensora de la vida.
Que los proyectos a ser tratados con el lema “Desarrollo con inclusión social” abarcará la legalización del aborto, la eutanasia, así como el matrimonio entre personas del mismo sexo, inclusive, con derecho a la adopción por parte de estas parejas mal llamado matrimonio. Que en la Asamblea se pretende establecer las bases legales para la persecución de los que no comulgan con esta clase de ideología. Que todos los proyectos a ser presentados en esta Asamblea de la OEA, colisionan con los objetivos del MFC Paraguay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *