ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN POR LA FRATERNIDAD Y LA PAZ EN NUESTRO PARAGUAY

Encarnación, Viernes 7 de abril  de 2017
Santísima Virgen María, Madre Dolorosa, que conoces el dolor y la tristeza, porque has sufrido con entereza al lado de tu Hijo, nuestro Redentor y Señor Jesucristo, hoy te pedimos, que nos acompañes con tu amor, tu fortaleza y tu dignidad, a los pies de la cruz de nuestra patria.
Da fortaleza a los pacíficos y limpios de corazón, apacigua a los violentos y malintencionados sana los corazones heridos e indignados, libera de toda maldad los corazones confundidos o manipulados.

Recibe nuestros ruegos por la paz, convierte nuestros corazones al amor y al diálogo, libéranos de todo rencor, maldad y egoísmo, abre nuestras mentes y nuestro espíritu a la certeza de que solamente en comunión de hermanos, podemos construir el Reino de Dios y conducir nuestra Patria a la libertad, la verdad y la justicia.

Implora para todos los líderes del Paraguay, hombres y mujeres, el valor de persistir en el diálogo y la altura moral para buscar soluciones consensuadas y legítimas, con respeto a la Ley y a las instituciones democráticas de nuestro país, protegiendo al pueblo, la paz y el bien de todos, y asumiendo el disenso con nobleza y humildad.

Madre Santa, Virgen de la Paz, reina en nuestros corazones y haz que el evangelio de Cristo, vencedor sobre el pecado y la muerte, ilumine y marque el camino de una patria más sabia, más justa y más fraterna.

Únenos como hermanos al Hijo, condúcenos como hijos al Padre, por la fuerza sanadora del Espíritu Santo y por tu intercesión humilde y maternal.

Amen

+Francisco Javier Pistilli Scorzara, P.Sch.
Obispo de la Diócesis de la Santísima Encarnación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *