P. José Oriol Gelpí Q.E.P.D. (11.09.1929 – 19.09.2016)

Falleció hoy en la Ciudad de Encarnación, el P. José Oriol Gelpí, s.j. misionero de la Compañía de Jesús (Societas Jesu, S. J.). El Mons. Francisco Javier Pistilli Scorzara y la Diócesis de la Ciudad de Encarnación, participa con hondo pesar, la partida física del P. Gelpí, quien ha brindado sus mejores esfuerzos y dedicación al frente de la Coordinación del Consejo de Educación Diocesana y en otras misiones pastorales de la Diócesis. Religioso con un carisma único, recto, ejemplar, dejó muchísimas enseñanzas en su camino como misionero jesuita. Fue un filósofo de la vida, su frase preferida: “Cuida el orden…que el orden te cuidará”.
Nació en España el 11 de setiembre de 1929, ingresó en la Compañía de Jesús el 15 de setiembre de 1949 y se ordenó el 29 de julio de 1962. Residió últimamente en el Centro de Formación y Espiritualidad Betania, donde fue miembro del equipo de formación. Fue ecónomo de su comunidad. Brindó 67 años de su vida a la gran familia ignaciana, de los cuales 63 años de misión lo cumplió en Paraguay, llegó en el país el 8 de septiembre de 1953, fue destinado a Paraguarí para realizar su labor jesuita.

SEMBLANZA DEL P. GELPÍ
Nació el 11 de septiembre de 1929, en Barcelona, España. Ingresó a la Compañía el 15 de octubre de 1949, en el noviciado de Veruela, España. Desde muy joven fue destinado a Sudamérica donde queda incorporado a la Viceprovincia paraguaya, al separarse ésta de Bolivia y ser encomendada a la Provincia Bética en 1958.
El 8 de septiembre de 1953 llegó al Paraguay siendo aún junior junto con Ramón Juste, (+) Ramón Sastre, Ramallo y Aragonés. Su primer destino fue la comunidad de Paraguarí para inculturarse y seguir su formación jesuita.
En 1957 culminó los estudios de Filosofía en la Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia. Estudió la Teología en los años 1960 a 1963, en Granada, España. Se ordenó sacerdote el 29 de julio de 1962, en España.
De 1963 a 1964 realiza la Tercera Probación en Córdoba (España), terminada su Tercera Probación, tiene un año de experiencia Pastoral en New York (USA). Pronunció los Últimos Votos en Asunción el 15 de agosto de 1968.
Desde 1966 hasta 1971 se desempeña satisfactoriamente como Ecónomo de la Viceprovincia. De 1972 a 1974 pasa al campo de la pastoral de la educación como Director de Colegio de Cristo Rey en Asunción. De 1975 a 1976 estuvo al frente del Colegio Virgen de Nazaret de Asunción, justamente en abril del 1976 fue expulsado por la Dictadura Stronista, al igual que otros compañeros jesuitas. Estuvo doce años fuera de la Provincia, durante su exilio fue bien recibido en Bolivia. Así fue, que en 1977 fue Ministro en la comunidad Nuestra Señora de la Esperanza, Cochabamba (Bolivia). De 1978 a 1981 estuvo en la Coordinación, Programación, Mejoramiento Docente de Fe y Alegría en Santa Cruz, Bolivia.
Sus grandes cualidades para la administración y organización le convirtieron en el Director Nacional del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA.), dándose por entero al desarrollo, promoción y educación del campesinado, tanto en las localidades de Santa Cruz (1982 – 1986) y Camiri Charagua (1987 – 1991).
Cerca de la Navidad de 1991 regresa definitivamente a Paraguay y se incorpora a la comunidad de Santa Librada, donde asume como Director del CEPAG, al año siguiente es nombrado Delegado del Apostolado Social, sin perder su espíritu de tenaz emprendimiento, y ante la penosa situación del pobre agricultor paraguayo, fundó en 1994 el Proyecto “Teko Pyahu”, intentando seguir la trayectoria del CIPCA boliviano. También llevó adelante el Proyecto Arandu Rapé, un proyecto de formación para jóvenes campesinos a nivel nacional; al mismo tiempo se hizo cargo de la Dirección Nacional de Fe y Alegría (1996-1999), al caer enfermo el P. José María Blanch, su director y fundador. Los derechos humanos, la dignidad de la persona, la promoción económico-social, la condición de hijo de Dios fueron siempre sus constantes motivaciones.
En el año 1999 reside en la comunidad de Nazareth e integra el grupo de pastoral de una de nuestras parroquias, buscando la oportunidad de ponerse al servicio de los hermanos en la “pastoral directa”. Desde el 2003 se traslada a la comunidad de Cristo Rey y en el 2011 es nombrado responsable del Centro de Formación Campesina Loyola (Barrero). Desde el 2006 fue destinado a la comunidad Betania de Encarnación donde el obispo local le confía la Coordinación Pastoral de Educación de la Diócesis, trabajo que lleva con mucha responsabilidad hasta el 2012. Actualmente el P. Gelpí residía en la comunidad Betania de Encarnación, donde era el ecónomo y miembro del equipo del Centro de Formación y Espiritualidad Betania.
Todas las personas que lo conocían mencionan que, Oriol se distinguió por su entereza y orden, muy práctico en cuestiones mecánicas sabía salir de las situaciones más difíciles. Estuvo siempre al frente de cargos de responsabilidad en el que tenía que manejarse con personas muy diversas, y con todos tuvo un comportamiento de colaboración y de gran rectitud, en especial en el campo laboral. Hombre en el que todos encontraban apoyo, aunque su nombre quedaba las más de las veces oculto. Sus cualidades de jesuita trabajador, metódico, disciplinado, se añaden también sus constantes enseñanzas y famosas frases que repetía constantemente.
El P. José Oriol Gelpí falleció hoy, 19 de septiembre, a las 7:20 hs de la mañana en el Hospital Regional de Encarnación, a causa de un cuadro grave de neumonía. Sus restos serán velados en la Comunidad Betania de Encarnación. Mañana martes se tendrá una misa de cuerpo presente en la Catedral de Encarnación, a las 6:30 de la mañana. Terminada la misa será trasladado hasta el cementerio de los Jesuitas en el Centro de Espiritualidad Santos Mártires de Limpio (km 22,5), su llegada se prevé alrededor del mediodía, una vez allí, se prevé un breve responso y posterior sepelio.
Los Jesuitas del Paraguay damos gracias a Dios por la bendición que ha sido y seguirá siendo la vida de este compañero, sacerdote y misionero español. Agradecemos a todos las muestras de afecto hacia nuestro hermano José Oriol Gelpí Vintró, SJ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *