Reflexiones del P. Dr. Manfred Wilhelm

Existen estudios que revelaron, que lo más propicio para la regeneración de fuerzas durante la semana es el séptimo día – ni el sexto ni tampoco el octavo – ¡el séptimo! Como las reglas de la vida no han puesto los seres humanos sino Dios, me imagino que por eso quiso también que el séptimo día debería ser día de descanso, pero también día para tomarse tiempo para Dios. En el Antiguo Testamento lees: “…y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.
Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Gen 2,2s)
En nuestra época muchos cambian el régimen de Dios: El domingo los Supermercados, y también otros, están abiertos todo el día – en Dios nadie piensa –, obligan a los empleados a trabajar, porque, si no quieren, serán despedidos. Todo es plata y negocio – la paz en la familia y para uno mismo no interesan a los que sólo piensan en dinero.
Y entre los que no saben que existe Dios están los que quieren vivir eternamente, pero no saben qué hacer durante el domingo – a no ser que dormir todo el día. Y están los que emplean los días hábiles de la semana en sembrar cizaña y odio, y el domingo rezan que se pierda la cosecha.
Tiene mucha razón el asesinado Mons. Oscar Romero (1917-1980) de San Salvador al decir: “Una religión de misa dominical pero de semanas injustas no le gusta al Señor. Una religión de mucho rezo pero con hipocresías en el corazón no es cristiana.”
Mi pregunta: ¿Qué significado tiene para ti el domingo – el “Día del Señor”? – Los primeros cristianos decían: “Sin el domingo no podemos vivir.” – ¿Y tú?
Un abrazo y mi bendición +
P. Manfredo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *