Se celebra hoy a Santo Domingo de Guzmán, Fundador de los Dominicos

Hoy, 8 de Agosto, la Iglesia se viste de negro y blanco dominico para celebrar con alegría a SANTO DOMINGO DE GUZMAN quien muriera santamente el 6 de agosto de 1221 en ciudad de Bolonia, Italia. Nacido hacia 1170 en Caleruega, Provincia de Burgos, España, fue fundador de la Orden de los Predicadores conocida como los Dominicos. En 1234 el Papa Gregorio IX le proclamó Santo, solo 13 años después de su muerte. Sus reliquias se veneran en la Iglesia de santo Domingo en Bolonia, Italia.
En agosto de 1216 fundó Santo Domingo su Comunidad de predicadores, con 16 compañeros que lo querían y le obedecían como al mejor de los padres. Ocho eran franceses, siete españoles y uno inglés. Los preparó de la mejor manera que le fue posible y los envió a predicar, y la nueva comunidad tuvo una bendición de Dios tan grande que a los pocos años ya los conventos de los dominicos eran más de setenta, y se hicieron famosos en las grandes universidades, especialmente en la de París y en la de Bolonia.
El gran fundador le dio a sus religiosos unas normas que les han hecho un bien inmenso por muchos siglos. Por ejemplo estas:
Primero contemplar, y después enseñar. O sea: antes dedicar mucho tiempo y muchos esfuerzos a estudiar y meditar las enseñanzas de Jesucristo y de su Iglesia, y después sí dedicarse a predicar con todo el entusiasmo posible. Predicar siempre y en todas partes. Santo Domingo quiere que el oficio principalísimo de sus religiosos sea predicar, catequizar, tratar de propagar las enseñanzas católicas por todos los medios posibles. Y él mismo daba el ejemplo: donde quiera que llegaba empleaba la mayor parte de su tiempo en predicar y enseñar catecismo.
La vida de Santo Domingo fue infatigable al servicio de Dios. Mientras se trasladaba de un sitio a otro rezaba y predicaba casi sin interrupción. Sus penitencias fueron de tal naturaleza que los hermanos, cuando accidentalmente las descubrían, temían por su vida. Aunque su caridad era inagotable, nunca permitió que interfiriera con el sentido del deber que guió todos los actos de su vida. Abominaba la herejía y trabajaba sin descanso en su extinción porque amaba a la verdad y a las almas de las personas con las que trababa. Nunca dejó de distinguir entre el pecado y el pecador. No hay que maravillarse, por ende, de que este atleta de Cristo, que se había conquistado a sí mismo antes de reformar a los demás, fuese escogido más de una vez para demostrar públicamente el poder de Dios. El fallo del fuego de Fanjeaux en consumir la disertación que había esgrimido ante los herejes, y que fue lanzada por tres veces a las llamas; la vuelta a la vida de Napoleón Orsini; la aparición de los anales en el refectorio de San Sixto y como respuesta a sus oraciones, no son sino unos pocos de los hechos sobrenaturales con los que Dios se complugo para atestiguar la eminente santidad de Su servidor. No es de sorprender, por consiguiente, que Gregorio IX, tras haber firmado el 12 de julio de 1234 la Bula de canonización, no tuviera más dudas de la santidad de Santo Domingo que de la de San Pedro y San Pablo.
Unidos, pues, a la familia de los Dominicos extendida difusamente en América y en todo el mundo, y a quienes felicitamos cordialmente, brindemos nuestro vivo aplauso a Santo Domingo de Guzmán.    
Fuente: Enciclopedia Católica

Se recuerda hoy a: Santa Bonifacia Rodríguez Castro, Virgen y Fundadora de las Siervas de San José; Beata María de la Cruz (María Elena MacKillop), fundadorade las Hermanas Mínimas Franciscanas del Sagrado Corazón; Beata María Margarita del Sagrado Corazón (María Ana Rosa Caiani), Fundadora de las Hermanas de San José y del Sagrado Corazón; Beatas María del Niño Jesús Baldillou y compañeras, Mártires Escolapias; Beato Juan Felton, Mártir Laico; Beato Cruz Laplana y Laguna, Obispo y Mártir; Beato Fernando Español Berdié, Presbítero y Mártir; Beato Antero Mateo García, Laico Mártir.
Fuente: Catholic.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *