Visita al Hermano Ladislao en Itacuá

Los chicos de la Renovación de la Catedral “Nuestra Señora de la Santísima Encarnación” recientemente visitaron al Hermano Ladislao –Ermitaño- en el Santuario Itacuá. Vivieron una linda experiencia en el lugar, donde el Hno. Ladislao brindó una charla. Contó a los chicos sobre su vida, su experiencia espiritual y de cómo evitar apegarse a las cosas del mundo y buscar siempre a Dios. También transmitió acerca de los milagros de la Virgen en el lugar y del libro que está escribiendo.. Al culminar la jornada los chicos recibieron la bendición del párroco del lugar, P. Andrés Czekaj OMI.
El Hermano Ladislao, -Ladislao Esteche- nacido en mayo de 1947 en  la ciudad de San Pedro del Paraná, cumplió recientemente 74 años, vive en una ermita de 5 x 2 metros, en medio del bosque que rodea al Santuario de la Virgen de Itacuá, de Encarnación, desde hace 12 años en completa soledad y aislamiento en dicha ermita, allí elabora los Rosarios rezando, estudiando la Biblia y la Catequesis de la Iglesia.
Hace 29 años, el hermano Ladislao decidió ser ermitaño con autorización del entonces obispo de la Diócesis de Encarnación, Jorge Livieres Banks en 1987, para consagrar su vida a Dios y a la naturaleza. Se considera “el único ermitaño del Paraguay”.
Los ermitaños, eremitas o anacoretas son modelos de vida religiosa consagrada, que son aceptados desde hace siglos por la Iglesia Católica, y que están protegidos y regulados por el Código de Derecho Canónico (artículo 603). Su modo de vida debe estar sujeto a la dependencia del obispo de la diócesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *